lunes, 26 de julio de 2010

CUENTO SOBRE LA CONSERVACION DEL AGUA

DOÑA LETICIA
Había una vez una señora que se llamaba Leticia. Esa señora desperdiciaba mucho el agua dulce.
Cierto día su amiga Tamara la fue a visitar y conversó seriamente con ella.
Su amiga le dijo que no estaba haciendo lo correcto porque ella no se imaginaba el gran problema que estaba creando por su gracia de desperdiciar la preciada joya que es el agua para todos los seres humanos.
Nuestra amiga no hizo caso y le dijo a Tamara que ella tenía mucha agua y que no tenía el porqué perder su tiempo cerrando pilas de agua para satisfacer a los demás.
Tamara se fue diciendo para si misma que su amiga no sabía lo que decía.
Después de varios días de aquella charla Doña Leticia se levantó muy temprano y fue directa al baño a tomar una buena ducha bien caliente. Lo que nadie se imaginaba sucedió. Cuando Leticia abrió la ducha. ¡Qué sorpresa! No había ni una gotica de agua.
Nuestra amiga fue corriendo a la cocina y abrió la pila para ver si en ese lado de la casa había agua. Desgraciadamente lo único que salió de la pila era aire y más aire.
Doña Leticia muy disgustada se puso a recordar la conversación que tuvo con Tamara y cogió rápido el teléfono y llamó a su amiga para pedirle perdón y para que ella y su hermana la ayudaran a cargar agua que era una tarea tan difícil para ella.
Más tarde llegó el plomero José y arregló el salidero y nunca más se vio un charco de agua en el suelo en casa de Leticia provocado por el derroche de agua.
Luego, los vecinos le preguntaron a Leticia que si había aprendido la lección de que no se debe derrochar el agua para en el futuro no tener tanto sufrimiento como esta vez y ella respondió:
-Aprendí lo importante que es el agua dulce para la vida de todas las personas.
Y colorín colorado este cuento se ha acabado.
Moraleja:
EL QUE HOY AHORRA, MAÑANA TENDRÁ MÁS….!
Autora: Yilian Ayala González, de 11 años
Primer Lugar, Concurso Literario en categoría Cuento Municipal (CUBA)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada